Pastoral – GRACIAS, MUCHAS GRACIAS.

Pastoral – GRACIAS, MUCHAS GRACIAS.

¡Se han recogido 4.836 Kg.! …

Ha habido mucho más producto de más valor económico y lo más importante es que era lo que necesitaban en los centros de recogida. La gente del barrio no falla nunca y los chicos del cole son fantásticos.

Se han repartido a:

· Casa de ancianos Hermanas de los Pobres – 2 coches
· Comedor Social Reina de la Paz – Comedor del Raval (Misioneras de la Caridad, Beata Mª Teresa de Calcuta)- 3 coches llenos
· Cristo Rey – 2 coches llenos
· Orfanato de San José de la Montaña – 5 coches llenos
· Fundación Niños sin Barreras – Lotes
· Familias necesitadas del Barrio – Lotes
· Santuario – Lotes
· Banco de Alimentos – 59 cajas -780 Kg.
Agradecimientos:

– A los alumnos y a sus familias que han traído sus kilos durante la semana. A los profesores que les han transmitido el espíritu de colaboración. Especial mención a los alumnos que han cargado con las cajas para bajarlas y han ayudo al grupo Itapúa a empaquetarlas.

– A los grupos de alumnos de viernes y sábado, en total 92 inscritos, que fueron a los supers del barrio y pusieron toda su voluntad y alegría para poder recoger más alimentos.

– A los que aportaron sus coches para repartir los kilos, y que hicieron un montón de viajes y cargaron un montón de cajas. Mención especial a ex-alumnos que vuelven a ayudar aunque ya no estén el colegio, pero no fallan nunca en la campaña del kilo.

– A esa montonazo de pequeñuelos que les faltaban manos para poder distribuir las cosas por cajas y hasta las cerraban como podían … ¡vaya ímpetu y vaya ilusión! Seguro que con ellos hay campaña para años…

– A todas aquellas personas que robaron un poquito de su tiempo para estar ayudando, y allí estuvieron dándolo todo. Y a las que no pudieron estar por motivos personales pero lo estuvieron de corazón.

– Al Grupo Itapua que se esfuerza y pone todos los años la ilusión en llevar a cabo en colaboración con el colegio esta campaña y a hacer lo que cada una en su medida puede. Nada sobra, todo suma.

– Y por último, en orden pero no en importancia, gracias a la colaboración y a la ayuda del Colegio Sant Miquel, que han estado a nuestro lado haciendo todo lo posible para que todo saliese bien.

 

Y una última cosa, transmitiros las mil y una gracias, y las mil y una sonrisas que hemos recibido de los sitios donde se han ido a entregar los kilos. Nosotros ayudamos un día, ellos ayudan todos los días. Nosotros recibimos las gracias pero es a esa gente a quien se las tenemos que dar, no mil, un millón porque estar ahí haciendo esa labor.

¡Feliz navidad y un Año 2015 lleno de Paz, comprensión y amor!

Per |2014-12-26T08:03:54+00:0026 desembre, 2014|Pastoral|0 Comentaris

Sobre l'autor: